BLOG

‘El servicio educativo particular no es el mismo, hay que flexibilizar los pagos por covid-19’, dice legisladora Silvia Salgado

Noticias

Silvia Salgado Andrade¿Qué significa la ampliación del estado de excepción por 30 días desde el 16 de mayo?

Gobierno dice este 6 de mayo que Ecuador tiene 29 420 casos de covid-19; el lunes anunció que eran 31 881
Lenín Moreno anuncia que hay unidades educativas de la Costa que iniciarán clases el 18 de mayo

“¿Quién puede garantizar a los padres de familia que sus hijos no se pudieran contagiar del covid-19 en el transporte escolar o al hacer fila para comprar en los bares escolares? Los guaguas estarán expuestos todo el tiempo porque el riesgo no se acabará con lo que determine el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, el domingo 12. No pueden decidir que en unas provincias se vuelva a clases y en otras no”, anotó la asambleísta socialista, Silvia Salgado.

Ella es parte de la Comisión Legislativa de Educación, que este lunes 6 de abril del 2020 aprobó una Resolución para garantizar los procesos educativos de las escuelas y colegios a nivel nacional en razón de la epidemia del coronavirus covid-19. En Sierra y Amazonía hay 1,9 millones de alumnos. El 72% en la educación fiscal. En marzo se empezaba el segundo de dos quimestres. El año lectivo debía terminar los últimos días de junio.

Entre otros puntos, los legisladores resolvieron solicitar al COE nacional disponga la terminación de este año escolar bajo la modalidad virtual implementada por el Ministerio de Educación para todo el régimen Sierra y Amazonía y prohibir cualquier actividad presencial en las instituciones educativas con la finalidad de precautelar la seguridad de estudiantes y docentes de dichos planteles educativos y buscar contrarrestar el aumento de contagios masivos.

La legisladora Salgado recordó que el viernes anterior se reunieron con la ministra Monserrat Creamer. Y le presentaron todas sus preocupaciones. “El mismo ministro de Salud (Juan Carlos Zevallos) ha dicho que científicamente se conoce que el 60% de toda la población va a contaminarse, mientras no se estabilice el sistema de salud, no podemos arriesgar a los niños y jóvenes. Muchos padres tienen niños de 3 y 5 años y no les van a mandar a la escuela en estas condiciones”.

El Decreto 1017 del 16 de marzo del 2020 declaró el estado de excepción por calamidad pública en Ecuador. Con el inicio de la cuarentena, negocios y actividades comerciales consideradas no vitales (salud, alimentación, etc.) debieron cerrar sus puertas. Hay familias que no reciben ingresos, otras afrontan reducciones de salarios para no perder sus empleos en la crisis. “El Ministerio tiene que interceder”, dice la legisladora Salgado. “Aquí deben perder todos, los profesores tienen que entender que no se les puede pagar el 100%, los dueños de las escuelas particulares sabrán que su ganancia en estas condiciones no será igual y que también podrán ahorrar en los pagos de agua, electricidad y seguridad. Sus alumnos están en sus casas y el servicio educativo que brindaban no puede ser el mismo. Entonces tienen que pensar en flexibilizar el pago de la pensión, quizá al 50%. Muchos padres ya no están trabajando, otros están ganando menos, no tendrán con qué pagarles”.

La ministra Creamer consultada en varias oportunidades ha dicho que no tiene la competencia para acordar sobre los pagos en los planteles educativos. Pero a la legisladora Salgado le parece que sí es necesario que lo haga porque ella es la autoridad educativa nacional y el contexto cambió para el país y para el mundo. Pide tomar en cuenta otro de los pedidos de la primera resolución:

“En caso de que el Ministerio de por terminado el año escolar en la modalidad virtual en el régimen Sierra y Amazonía, mantenga habilitada la plataforma digital para quienes deseen continuar con el auto aprendizaje y que se considere la promoción flexible a nivel nacional”.

¿A qué se refiere la promoción flexible? Que se permita a los estudiantes rendir un examen para confirmar que tienen los conocimientos necesarios para pasar de un nivel educativo a otro.

“Los profesores tienen que comprender que la situación de todos cambió y que parte de la responsabilidad que ellos tenían en las horas de escuela, ahora están a cargo de los papás. El Ministerio como ente rector debe tomar decisiones, no digo que decidan el próximo lunes y se acabó. Pero no sería factible que el COE nacional decida que unos planteles de ciertas provincias vuelvan a las actividades. La responsabilidad quedaría en manos de la Ministra. Yo, por ejemplo, le mostré la foto de una escuela de Cotacachi, que tiene 1 000 estudiantes y cuatro baños, en donde el sistema de alcantarillado está colapsado. Imagínese el riesgo, si no tienen las condiciones sanitarias, hay escuelas sin agua potable, hay escuelas que no tienen la mínima garantía sanitaria. Y hay que prepararse en estos meses, educar a los niños para que aprendan a usar mascarillas. En un mes o dos no creo que estemos preparados, los niños tienen que usar varias mascarillas al día, deberían llegar a casa y limpiarse y sacarse los zapatos, toda la ropa debe ser lavada. No creo que hayan condiciones”.

El COE nacional había anunciado que el 12 de abril volverán a evaluar la situación del país y que desde el 13 estará en marcha un semáforo con restricciones para actividades laborales y toque de queda, entre otras, por provincias y regiones. Hasta este lunes 6 de abril se informó que en Ecuador hay 3 747 casos de covid-19 confirmados; 3 843 casos sospechosos (a la espera de resultados de las pruebas). En Guayas hay 2 354 infectados; en Pichincha son 395, y en Los Ríos, 158.

Otra de las preocupaciones de la asambleísta Salgado es que el 4 de mayo empezarán las clases, de modo virtual, en la Costa y Galápagos. “Me pongo en el lugar de las familias de Guayaquil, con un muerto en la casa, cómo van a sentarse con sus hijos a tener clases virtuales. Ahora mismo le pedimos al Ministerio que revise su plan educativo covid-19 para que garantice que los niños que no tienen acceso a tecnología puedan continuar con los estudios”.

Además se pide evitar sobrecargar a los niños y a las familias, pero también a los profesores obligándoles a cumplir llenando matrices. Ni pensar en cumplir con los 200 días laborables como se pensaba. Esto cambió a todo nivel y lo importante es afectar lo menos posibles a los niños y adolescentes, a los estudiantes, que no pierdan el ritmo, los hábitos, que estén aprendiendo, en contacto con profesores y compañeros. Hay que sentarse a discutir y tomar decisiones”.

En China, en donde empezó el brote de covid-19, con las distancias entre sus sistemas educativos y sanitarios, la mayoría de alumnos aún no ha vuelto a clases. Unos pocos, de los niveles más altos de contadas provincias menos afectados, volvieron con extremas medidas de seguridad, por ejemplo buses escolares preparados especialmente, mascarillas, controles de temperatura y vías de acceso a las aulas diseñadas para prevenir muchedumbres.

Resolución de la Comisión Legislativa de Educación de la Asamblea Nacional.

EL COMERCIO