BLOG

‘Hay que evitar que esto recaiga sobre los trabajadores’: Petro

Noticias

gustavo-petro-colombia-rtr-imgEl excandidato presidencial de izquierda le dijo al EL TIEMPO que la clave es el confinamiento.

Uno de los hechos más significativos que ha dejado la alerta por el coronavirus es la pausa en la polarización política que vive el país, la cual se tradujo en una conversación que tuvieron el presidente Iván Duque y el excandidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, su contendor en las elecciones de 2018.

Petro le habló a EL TIEMPO sobre esa conversación y sus razones para apoyar la decisión presidencial de declarar el aislamiento preventivo obligatorio.

Adicionalmente, el congresista de izquierda entregó varias ideas para tratar de superar el impacto económico que se viene sin desamparar a la clase trabajadora del país, la cual Petro defendió.

¿Qué le dijo el presidente Iván Duque en la llamada que le realizó el pasado viernes en la noche?

Me agradeció mi gesto de apoyo a la medida del aislamiento preventivo obligatorio y le volví a expresar mi respaldo a esa decisión y lo difícil que sería.

¿Qué opinión le merece la decisión del Gobierno Nacional de este aislamiento preventivo obligatorio que comenzará a aplicarse este miércoles?

El confinamiento en casa obligatorio es lo que toca hacer.

A su juicio, ¿el Gobierno Nacional ha manejado esta emergencia por el coronavirus de manera acertada o hay algunas medidas que le ha faltado tomar?

Han dudado mucho por las presiones de los gremios económicos. Ese tiempo perdido cuesta en vidas.

¿Cómo cree que se verá afectada la economía del país ante esta crisis sanitaria que se vive en Colombia y en el mundo?

La economía se va a paralizar. No solo la del país, sino que el mundo entrará en recesión. El virus circula en el movimiento del capital. Detener el virus significa detener el capital, y hay que hacerlo.

Habrá tensiones sociales sobre quienes pagan la factura de la crisis económica. En mi opinión hay que evitar que esta situación recaiga sobre los trabajadores y esta vez la deben pagar los dueños de los bancos y de la deuda.

Saqué un comunicado, firmado también por Rafael Borges y Álvaro García Linera, y por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), pidiendo condonaciones y moratorias de la deuda externa en el mundo.

Para usted, ¿todos los empresarios del país han estado a la altura de las medidas para aliviar esta emergencia por que está atravesando el país o les ha faltado decisión?

Algunos empresarios han decidido cerrar sus talleres y fabricas voluntariamente sin despedir a trabajadores. Los he felicitado. Es lo que toca hacer. Un banco decidió no cobrar las cuotas por los créditos. Pero hay muchos que aprovechan para despedir trabajadores. Esos deben ser censurados social y económicamente.

Según su percepción, ¿la ciudadanía ha sido consciente de la dimensión de esta crisis sanitaria?

Solo una parte de la población sabe lo que pasa. La información no llega a mucha gente, sobre todo a la población pobre. Los canales televisivos deben transformar su parrilla: mucha información nacional y mundial sobre el virus debe ser suministrada.
Las personas estarán más tranquilas si tienen información veraz, no importa qué tan dramática sea.

Los canales deben educar y llevar mucha cultura. La cultura es un bien común que puede sustituir mucho del consumo suntuario.

¿Cómo se debe atender a las personas más vulnerables en este aislamiento preventivo obligatorio que declaró el Gobierno Nacional?

El problema grave que tenemos, además de la desigualdad social, es un sistema de salud raquítico y muy privatizado. Aquí hay que hacer un gran esfuerzo por parte del Estado. Hay que intervenir y administrar, desde el Estado, toda la red hospitalaria, incluida la privada. Hay que declarar la urgencia manifiesta en todos los municipios, distritos y departamentos. Esto permite contratar directa y abreviadamente la adecuación para la epidemia en todo hospital o clínica abandonado o cerrado.

Los gobiernos locales deben contratar todo el personal con títulos en salud disponible en su territorio.

El programa ‘territorios saludables’, que eran miles de equipos médicos visitando permanentemente las casas, es esencial para este periodo en todo el país.

El Gobierno Nacional debe hacer compras masivas de equipos médicos, camas de cuidados intensivos, aparatos de ayuda respiratoria, medicinas como la cloroquina, que se produce en Colombia, y el interferón, que se hace en Cuba, y si no hay disponibilidad, ayudar a producirlos en el país.

Hay que alistarse y usar hoteles para atender enfermos y separarlos de los demás. El Ejercito debe convertirse en una fuerza de apoyo a la vida. El Hotel Tequendama, por ejemplo, debe ser puesto al servicio de los enfermos.

¿Qué aporte cree usted que podrían hacer los partidos políticos en estos momentos de alerta nacional y mundial por el coronavirus?

Los partidos políticos, los movimientos sociales y sindicatos deben organizarse en red, deben enseñar a la gente a usar las redes. Ellos son la interacción social en medio del confinamiento. Deben enseñar y presionar por medidas como el confinamiento.

Cada habitante de Colombia debe saber que al cuidarse a sí mismo y a su familia está cuidando la vida de los demás. Cuidar la vida de los demás es el acto de solidaridad mas grande. El virus se derrota con la solidaridad que debe ser el principal valor de la sociedad colombiana.

JUAN FRANCISCO VALBUENA G
REDACCIÓN POLÍTICA

EL TIEMPO